Cuando calienta el sol

Cuando calienta el sol

La época veraniega ha llegado y con ella los viajes a la playa, el sol, arena, mar, albercas, calor, sudor, irritación, ardor, enrojecimiento… sí, definitivamente, para que un mal bronceado no arruine tus vacaciones debes prevenir y cuidar tu piel, ¡para que disfrutes al máximo tu estancia en la playa!

Proteger la piel del sol  es algo que ha estado presente desde hace miles de años. Los egipcios (7500 a.C.) utilizaban una pasta hecha de aceite de almendras, jazmín y magnolia.  Durante la Edad Media, las mujeres se colocaban distintos aceites de origen vegetal en el cuerpo. En 1944 se creó el primer protector solar contra los rayos nocivos del sol, luego de ver las distintas quemaduras que habían sufrido los soldados de la Segunda Guerra Mundial. Este producto se realizó a base de petróleo, era colorado y espeso. Pero no fue hasta la década de los 50 que se introdujo el concepto de Factor de Protección Solar  (FPS),  que se popularizaría en los bloqueadores, 20 años más tarde.

¿Bloqueador, protector o bronceador?

El protector solar contiene protección química y reduce la cantidad de rayos que penetran en la piel, es decir, absorbe la radiación ultravioleta. Sin embargo, el bloqueador solar, impide por completo que la radiación alcance la piel, ya que reflejan completamente los rayos, tanto UVA como UVB. Por su parte, los bronceadores aceleran el bronceado y ayudan a que tu piel se mantenga humectada, algunos contienen pigmentos que intensifican el color.

Deben aplicarse en la piel 30 minutos antes de la exposición al sol y deben aplicarse nuevamente si permaneces mucho tiempo dentro del agua. Además de las cremas protectoras, el uso de accesorios que disminuyen los rayos del sol en la piel son más que adecuados. Los sombreros, las gorras, lentes de sol y la ropa adecuada para tu comodidad.

¡Pero no todo es negativo! Los rayos solares también tienen numerosos beneficios para el organismo, como el aporte elevado de vitamina D, ideal para la mineralización de los huesos,  el fortalecimiento del sistema inmunológico y al mantenimiento del equilibro del colesterol y del aspecto de la piel.

Así que no dudes de protegerte y disfrutar del sol mientras visitas las maravillosas playas de Jamaica, México, Bahamas, República Dominicana, Honduras, Cuba, St. Lucia, Aruba, Antigua, Bonaire, Costa Rica, Curazao o Panamá.

Envianos tus Comentarios

Tu direccion de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados son requeridos *